Reloj Oris Aquis Chronograph - 01 774...
Reloj Oris Aquis Chronograph 774 7743 4155
Reloj Oris Aquis Chronograph 774 7743 4155
Reloj Oris Aquis Chronograph 774 7743 4155
Reloj Oris Aquis Chronograph 774 7743 4155

Reloj Oris Aquis Chronograph - 01 774 7743 4155-07 4 24 64EB

Disponible en tienda
2.686 €

El Oris Aquis Chronograph es un reloj automático con caja de acero de 45,50 mm, esfera azul y ventana de fecha, brazalete de caucho negro con cierre de seguridad desplegable en acero con extensión.

El Oris Aquis Chronograph está dotado de una caja de acero inoxidable y de un anillo superior giratorio unidireccional con incrustación de cerámica negra para el buceo. Está bien equipado y listo para experimentar las inmersiones más difíciles a lo largo y ancho del mundo.

   

Construidos para extremos

Como buceador comercial, Roman Frischknecht pasa mucho tiempo en aguas profundas, a veces hasta a 180 metros de profundidad, en plataformas petrolíferas y barcos de inmersión. Es un trabajo que constituye un reto físico y mental. Algunas inmersiones pueden durar hasta 28 días y para evitar la descompresión diaria, Roman y sus colegas pasan toda la inmersión en una cámara presurizada, respirando aire enriquecido con helio, solo trasladándose a una campana de inmersión cuando llega el momento de sumergirse en las profundidades. Esto se conoce como inmersión de saturación y en ese duro entorno es absolutamente esencial que no falle el equipo.

Oris ha aprovechado los conocimientos de Roman de las condiciones en las profundidades marinas, para contribuir a desarrollar el Oris Rotation Safety System patentado, que brinda a los buceadores la seguridad de fijar un engaste. Cuando tuvo lugar el lanzamiento por RSS de la colección ProDiver en 2009, pronto pasó a ser considerada como un de los desarrollos más innovadores en la historia de los relojes de inmersión.

Los errores pueden ser fatales en el buceo profesional. Oris utilizó el conocimiento expert de Roman para ayudar a desarrollar el Sistema Rotativo de Seguridad (RSS), un accesorio patentado que apareció por primera vez en el Oris ProDiver Chronograph. Con su experiencia de trabajar bajo el agua, Roman instó a Oris a crear un sistema de cierre que fijara el bisel rotatorio unidireccional en su lugar. Después de ajustarlo puede fijarse, de modo que el buceador tenga la absoluta seguridad de que no se alteren sus mediciones, girando accidentalmente el bisel durante la inmersión. Es una ingeniosa innovación que sacudió el mundo de los relojes de buceo y Roman lo confirma. “Un bisel rotatorio unidireccional es una gran herramienta, pero cuando permanece inmóvil después de su ajuste aporta tranquilidad al buceador al cronometrar la inmersión”

Para evitar el prolongado período de descompresión después de cada inmersión, los buceadores comerciales como Roman viven, comen y duermen en una cámara sellada a bordo del buque de buceo, donde la presión es la misma que a la profundidad donde bucean. Este método de inmersión se denomina buceo de saturación. La cámara no es para claustrofóbicos; de unos dos y medio por ocho metros es la morada de cuatro buceadores durante todo el período de la inmersión. A lo largo de dicho tiempo no pueden abandonar la cámara y reciben comida y agua a través de un compartimento hermético. Cuando llega el momento de volver al trabajo en el fondo, se transfiere a los buceadores a una campana de inmersión y se sumergen en el agua. Un cordón umbilical que enlaza el barco con la campana les suministra aire, video y cables de comunicación, y si la inmersión tiene lugar en agua particularmente fría, agua caliente que circula por unos trajes especialmente diseñados. Cuando llegan a la profundidad de buceo, se abre una escotilla, pero dado que la presión dentro de la campana es la misma que en el agua, esta no penetra en la campana. Tres buceadores emergen para recoger las herramientas de una unidad lastrada adjunta, mientras el cuarto permanece de apoyo dentro de la campana. Los trabajos a estas profundidades pueden oscilar entre rellenar cavidades formadas en la base de una plataforma petrolífera, hasta abrir y cerrar mangueras. Al final de la inmersión, los buceadores vuelven a la campana que se iza hasta el buque. Entonces deben pasar cierto tiempo en una cámara de descompresión, antes de reintegrarse a la vida en la superficie.

Producto añadido para comparar

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio,. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies

Producto añadido a tu lista de favoritos